¿Alguna vez se ha preguntado cuál es la diferencia entre un reloj de cuarzo y uno automático? Si es así, entonces es posible que esté interesado en adquirir uno y quiera saber cuál es el que le conviene más. Por eso, en el siguiente artículo de Armando-G le vamos a explicar las cualidades que caracterizan a cada reloj, de modo que usted pueda diferenciarlos y así logre escoger mejor. Evidentemente, cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes, así que preste atención.

Expertos en proteger sus relojes

Diferencia entre un reloj de cuarzo y uno automático: atributos y características

Relojes de cuarzo

Antes de nada, usted debe saber que hasta un 90 % de los relojes existentes en el mercado actual son relojes de cuarzo. Su principal característica es que funcionan mediante un mecanismo que, como su nombre indica, está basado en un cristal de cuarzo. 

Este cristal, cuando recibe la corriente eléctrica generada por la pila, vibra unas 33 veces por segundo y dichas vibraciones son convertidas en impulsos y estos, a través del motor, son las que hacen que las manecillas se muevan.

Como ya hemos dicho, los relojes de cuarzo presentan determinadas ventajas frente a los relojes automáticos. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Precisión: Se trata de un punto muy importante, porque todos queremos contar con un reloj capaz de indicar siempre la hora exacta. Al contar con un mecanismo basado en un cristal de cuarzo, este tipo de reloj es más preciso que los relojes automáticos.

  • Autonomía: El reloj de cuarzo incorpora una pila, que es la encargada de alimentar el circuito por el que las vibraciones del cristal de cuarzo impulsarán a las agujas del reloj. Por eso, mientras dure su batería, este tipo de reloj siempre estará en marcha y no será necesario ponerlo en hora. El reloj automático, no obstante, dejará de funcionar cuando no se use, de modo que luego será necesario volver a ponerlo en hora.

diferencia entre un reloj de cuarzo y uno automático
  • Precio: Aunque lo cierto es que no conviene escatimar a la hora de adquirir un reloj, no se puede negar que los relojes de cuarzo pueden ser más económicos que los modelos automáticos. Un trabajo artesanal y de alta precisión siempre tiene un precio mayor.

  • Peso: Otra cosa que caracteriza a los relojes de cuarzo es que suelen ser más ligeros que los automáticos. Y es que estos incluyen más piezas metálicas y cuentan con engranajes más complicados, lo que aumenta ligeramente su peso en comparación con los modelos de cuarzo. Esto también afecta al grosor, ya que es más sencillo obtener un diseño plano en relojes de cuarzo que en modelos automáticos.

Consejos para proteger su reloj de lujo

Relojes automáticos

El 10 % de los relojes restantes del mercado son relojes automáticos con movimiento y dentro de esta categoría se encuentran los relojes automáticos. Estos son los también conocidos como relojes de cuerda, pero se diferencian por el hecho de que son capaces de darse cuerda a sí mismos mediante el movimiento del brazo de su portador. Se trata de una cualidad que se consigue gracias a un rotor que, mediante dicho movimiento, gira alrededor de un pivote para activar el mecanismo que carga el muelle.

Características de los relojes automáticos

Tal como ocurre con los relojes de cuarzo, los relojes automáticos también ofrecen una serie de ventajas que los convierten en una opción más que interesante. Las principales son las siguientes:

diferencia entre un reloj de cuarzo y uno automático
  • Duración: Los relojes mecánicos automáticos han sido concebidos para durar toda la vida. Y es que, aunque sufran alguna avería, siempre podrán ser reparados por un relojero. Otra ventaja es que no importa que ya no existan recambios para ese modelo concreto, porque igualmente se podrán sustituir las piezas que se hayan estropeado.

  • Sostenibilidad: Las pilas de los relojes de cuarzo suelen durar alrededor de un año, por lo que deben ser desechadas y cambiadas a menudo. Eso, a la larga, puede suponer una fuente de contaminación importante. Los relojes automáticos, sin embargo, no utilizan pilas de ningún tipo, por lo que su uso no supone contaminación de ninguna clase. Por supuesto, otra ventaja añadida será que no habrá que preocuparse de que termine la carga del reloj mientras se esté usando.

  • Conservación: Un reloj automático puede permanecer sin usarse durante años y seguirá funcionando como el primer día. Al no tener pilas, no existe el riesgo de que el sulfato que contienen dichas baterías deteriore los mecanismos internos del artículo. Sus mecanismos, además, han sido concebidos para durar mucho tiempo.

Confíe en Armando-G para el cuidado de sus relojes de lujo

Ahora ya conoce la diferencia entre un reloj de cuarzo y uno automático. Como ha podido ver, cada uno presenta unas cualidades distintas y diferentes ventajas y desventajas. Por eso, a la hora de adquirir un reloj, debe valorar cuál se adapta más a su estilo de vida. 

Si necesita más información sobre expositores o cajas fuertes para proteger su reloj, no dude en ponerse en contacto con Armando-G. Puede hacerlo llamando al número de teléfono +34 93 636 14 16 o a través del correo electrónico [email protected]

¡Nuestro personal estará encantado de atenderle y de asesorarle para que quede satisfecho con su elección!

Contactar ahora con Armando-G