Preguntarse por el mecanismo de reloj automático necesita una respuesta acorde y plagada de información. Es que no es fácil llegar hasta nuestros días, sin haber pasado antes por un proceso de mejoras basadas en la construcción y el buen funcionamiento de los relojes automáticos. 

A través de este post, te contamos cómo se desarrolló el mecanismo de reloj automático para estas piezas de coleccionista, y cuáles fueron las marcas que desarrollaron las innovaciones más importantes. ¡Sigue leyendo!

Diferencias entre un reloj de cuarzo y uno automático

La historia del mecanismo de reloj automático

La historia nos dice que, toda persona que tenga un mínimo de interés en los relojes mecánicos, sabe diferenciar perfectamente aquellos que son de cuerda manual de los automáticos. 

Pero ¿qué es lo que ocurre dentro de un reloj automático? ¿Cómo se llegó a desarrollar el mecanismo de cuerda hasta llegar a la perfección de nuestros días? A finales del siglo XVIII, se inventó el primer reloj que usaba un rotor como los de hoy día, pero no se supo a ciencia cierta quién fue el precursor, hasta que, expertos en la materia sostuvieron que sus orígenes se encontraban en Bélgica.

mecanismo de reloj automático

Años más tarde, se inició el desarrollo de la creación de un mecanismo de cuerda automático, con una masa que oscilaba de forma pendular, con movimientos hacia arriba y hacia abajo. Un ejemplo de este tipo de reloj lo encontramos en el Atum Hamatic, de Grossman.

La importancia de Rolex en el desarrollo del mecanismo del reloj automático

Si hay una empresa que tuvo una mayor notoriedad a partir de la década de 1930, esa fue Rolex, la cual tuvo la genialidad de añadir el rotor de 360 grados para los relojes de pulsera automáticos. Veinte años después, esta eficaz transformación fue reconocida a nivel internacional por sus competidores.

Otra gran empresa fue Felsa, que hizo hincapié en introducir la rotación bidireccional. Nada nuevo a esas alturas de la película, puesto que, por aquellos días, Rolex seguía copando el podio con tan elegante innovación.

Y para dar vida a algo tan técnico, la respuesta se consigue gracias al cambio mecánico, el cual rectifica la rotación en ambos sentidos, dándose cuerda al barrilete, de forma independiente de la dirección del giro del rotor. Hoy día, siguen apareciendo nuevas transformaciones que utilizan este curioso sistema.

Desarrollos posteriores

mecanismo de reloj automático

Todas estas mejoras supusieron un gran avance e impulso para conseguir la integración del sistema de cuerda en el mecanismo de un reloj automático durante los años posteriores a la II Guerra Mundial, ya pasada la década de los 50. 

No puede dejar de mencionarse que existieron ciertas dudas acerca del funcionamiento de los relojes de cuerda automáticos en los 80, ya que la tecnología no hacía presagiar nada positivo. Sin embargo, salieron adelante.

A las puertas del siglo XXI, todavía se consideraba algo revolucionario el uso del silicio como principal material de este tipo de relojes. Con los años, estas espirales de silicio son piezas cada vez más cotizadas en el mercado, y su precio suele oscilar en torno a las tres cifras. 

¿Y qué nos depara el futuro para el reloj automático?

El presente es rico y variado, el público fiel cada vez se interesa más por la oferta y demanda de los relojes automáticos, prestando especial atención a la manera en la que están construidos y, por supuesto, al funcionamiento del sistema que hace cobrar vida al reloj.

Y es que, de la necesidad se hace virtud y, probablemente, en un futuro no muy lejano, convivan otros materiales más avanzados a nivel tecnológico con aquellos que siguen existiendo en la actualidad y que, todavía, se consideran en un estatus alto, casi de exclusividad.

Cabe destacar que, como hemos comentado anteriormente, todavía existe mucho público entusiasmado con este tipo de fabricaciones y materiales sólidos que acompañan a los relojes automáticos. Mientras que los principales inversores y fábricas sigan invirtiendo en la industria como han hecho hasta ahora, la vida de los relojes automáticos seguirá alargándose con el paso del tiempo.

Diseñamos cajas fuertes y expositores para relojes automáticos

En Armando-G somos expertos en la fabricación artesanal de cajas fuertes y expositores de relojes de lujo. Disponemos de un extenso catálogo de cajas fuertes para relojes automáticos, así como de expositores. Todos nuestros productos se encuentran diseñados sobre cuatro valores fundamentales: modernidad, estética, comodidad y seguridad.

Si quiere saber más sobre nuestros productos, o tiene dudas, puede llamarnos al número 93 636 14 16, enviarnos un mail a [email protected], o completar el formulario de contacto

Contacte con nosotros
mecanismo de reloj automático