Armando-G le cuenta los rasgos distintivos de estos relojes

Dentro del mercado de lujo y de la colección de alta gama, el reloj automático sigue alcanzando cotas que le hacen distinguirse de otros elementos esenciales para el público entendido en la materia.

Con el paso de los años, los relojes automáticos han supuesto todo un avance a la hora de desarrollar nuevas piezas que le hacen convertirse en un objeto de valor incalculable. ¿Pero, cuáles son las características de un reloj automático? ¿Qué define este tipo de relojes?

A través de este artículo de Armando-G podrá conocer algo más acerca de sus principales características y recomendaciones para hacerse con el reloj automático perfecto para su día a día.

La diferencia entre invertir en una obra de arte de valor y una joya a la que habrá que cuidar durante años la observamos cuando adquirimos un reloj automático de lujo.

Toda una proeza de ingeniería que cuando está acabada, resulta sencillamente extraordinaria, con cientos de piezas que trabajan en perfecta sincronía para establecer el funcionamiento y mecanismo de un reloj que, como es el caso de los de cuarzo, se pueden conseguir en el mercado a un precio asequible.

A la pregunta: ¿cuáles son las características de un reloj automático? La respuesta es sencilla: se refiere a la trabajada (y previamente analizada) cadena de engranajes, resortes y pesos giratorios que, de forma sincronizada, son capaces de mantener en constante movimiento al reloj.

características de un reloj automático
¿Qué le ofrece Armando-G para cuidar de su reloj automático?

Estas son las características de un reloj automático

características de un reloj automático

Hoy en día, la gran mayoría de relojes que se demandan en este mercado de lujo y coleccionismo son, principalmente, automáticos y con una buena dosis tecnológica para su fabricación y posterior uso.

Marcas reconocidas en el sector como Patek Philippe, Rolex y Cartier, entre otras, constituyen la mayor parte del mercado de los relojes automáticos de lujo.

En el pasado, todos los relojes había que trabajarlos manualmente, dando vueltas a la corona constantemente para hacerlo funcionar (apretando el resorte de dentro del reloj para que pudieran girar sus manillas). Con el avance del tiempo, la creatividad y efectividad dio paso a una nueva forma de crear relojes automáticos.

Orígenes del reloj de pulsera

Entre las principales características de un reloj automático, con respecto a su funcionamiento, destacan las siguientes:

Son un producto mecánico

Se trata de un producto mecánico, el cual no requiere de pila para hacerlo funcionar, ya que la energía para mover la parte interna del mismo es recogida directamente por el movimiento del cuerpo (es decir, al llevarlo puesto, se va cargando de forma automática).

Su funcionamiento se consigue mediante el rotor interno, que es el encargado de generar la energía necesaria y que se obtiene por el vaivén que hacemos cuando estamos en movimiento, yendo de un lado a otro o realizando cualquier tarea.

Funcionamiento mejorado

En cuestiones de funcionamiento, el reloj automático aparece muy mejorado en comparación a los relojes de cuerda antiguos, ya que de este modo se evita tener que girar la corona en caso de querer cargarlo.

Sin pilas ni baterías

A diferencia de los relojes de pilas o de cuarzo, un reloj automático no requiere la sustitución de la batería porque, directamente, no precisa de ella, logrando crear un clima más ecológico y sostenible, y suponiendo un ahorro importante de pilas.

Sonido suave y elegante

A pesar de ser algo difícil de percibir, el sonido que producen los relojes automáticos es diferente al que emiten los tradicionales, siendo más suave y sensible a simple vista.

Cada vez más precisos

En lo que respecta a la precisión a la hora de medir el tiempo, los relojes automáticos siguen avanzando en esta característica, siendo cada vez más precisos y, en consecuencia, con un precio más elevado en el mercado.

características de un reloj automático

La reserva de marcha: característica vital de un reloj automático

La llamada reserva de marcha es fundamental a la hora de llevar puesto el reloj automático, el cual se recomienda llevarlo de manera constante y continua para evitar que se pare. En este sentido, la reserva de marcha es pieza clave para saber cuánto tiempo se puede dejar sin usar hasta su parada.

En caso de agotar dicha reserva, tan solo habrá que ponerlo de nuevo en la hora establecida y comenzar a utilizarlo con absoluta normalidad.

Funcionan con energía cinética

Los relojes automáticos aprovechan la energía cinética que genera el cuerpo humano para establecer el mecanismo y movimiento de este de forma automática, a diferencia de los relojes de cuerda del siglo pasado.

Las características de un reloj automático son todo ventajas

Y es que, son muchas las ventajas y cualidades que los relojes automáticos ofrecen actualmente. Marcas de lujo tales como Hublot, Richard Mille, Festina o Viceroy, han dado muestras de la calidad que atesoran sus flamantes modelos.

Con precios adaptados a cualquier tipo de perfil, convirtiendo al reloj automático en algo único, elegante y con un diseño exclusivo, fabricados con elementos como el acero inoxidable, titanio, oro y diamantes. Toda una joya por descubrir a su alcance.

Lujosas cajas para guardar sus relojes de lujo

Para terminar y como añadido, en Armando-G disponemos también de una gama de exclusivas cajas de lujo para guardar su colección de relojes. Estas cajas combinan lo mejor en artesanía, estética y practicidad.

Si desea obtener más información acerca de nuestras cajas fuertes de lujo artesanas, no dude en contactar con nosotros sin ningún tipo de compromiso. Llámenos al +34 93 636 14 16 o escríbanos al [email protected] y le ayudaremos.